La bravura de la D.O. Toro

La bravura de la D.O. Toro

26 de September de 2017 / Qué hay de nuevo

Medio centenar de bodegas se amparan bajo la Denominación de Origen Toro, que se asienta en el extremo occidental de la región de Castilla y León, en la provincia de Zamora, y por el que se abre paso el majestuoso río Duero, en una superficie dedicada al viñedo de unas 8.000 hectáreas, de las que 5.800 están registradas en el Consejo Regulador de la DO.

Hablamos de una región con patrimonio de viñedos centenarios prefiloxéricos, plantados en pie franco y autóctono (sin necesidad de injertarlas en el pie americano, en la Vitis Lambrusca, como ocurre en buena parte de la Península ibérica), porque fue un territorio inmune a la filoxera, al impedir los suelos arenosos que el insecto se transmitiera entre las raíces de las plantas.

Hay viña vieja, poderosa, en esta denominación de origen joven –nació en 1987- pero cuya genealogía es extensa, anterior a la llegada de los romanos a la Península. Cuenta la propia Denominación de Origen de Toro que el vino de esta región vitícola “fue considerado en la Edad Media un bien de gran aprecio, siéndole concedido privilegios reales que permitían su comercialización en ciudades donde la venta de otros vinos estaba prohibida”. Y se dice que el vino de Toro acompañó a la tripulación del descubrimiento de América, por sus características para superar con éxito el paso del tiempo, las largas travesías.

El terruño de Toro

Además de sus vinos, quizá sea el paisaje fotogénico de las viñas de la DO Toro el que enamore a un aficionado al vino. Paisaje árido reflejo de un clima rudo, con precipitaciones anuales menores a las 400 mm, más de 2.000 horas de sol anuales, inviernos muy fríos y largos, con importantes heladas, y veranos calurosos y secos, en los que se superan los 40 grados centígrados y se registra un salto térmico significativo entre el día y la noche, lo que favorece la síntesis de polifenoles que benefician la calidad de la uva. Es, así, una región definida por un clima mediterráneo-continental, con cierta influencia atlántica, en el que el viñedo se asienta en una altitud comprendida entre los 600 y 800 metros.

Los suelos de la denominación son arenosos, con subsuelo arcilloso, y, en los mejores viñedos, grava en superficie, para retener el calor durante el día y liberarlo a la planta por la noche, cuando la temperatura cae hasta 20 grados.

La hegemonía de la Tinta de Toro

Toro no se entiende sin la variedad que toma el nombre de esta tierra, la Tinta de Toro, la adaptación del Tempranillo a este hábitat, con la personalidad marcada por la idiosincrasia de esta tierra. La más tinta de las uvas tintas, como la bautizan en ocasiones. Piel gruesa, grano pequeño, abundante tanino y concentración de fruta que da lugar a vinos potentes y estructurados e intensos.

Hoy Toro es una tierra reconocida por vinos con carácter que han ganado equilibrio y elegancia gracias también al buen trabajo de un puñado de viticultores y elaboradores que pusieron el foco mediático en la región y supieron pulir enológicamente una joya vitícola.

La puesta en valor de Toro

Nombres como los hermanos Eguren con el proyecto Numanthia-Termes, Mariano García y su trabajo en Mauro, Michel Rolland en Campo Elíseo, Jacques Lurton con El Albar o Vega Sicilia con su bodega Pintia.

Hombres del vino que llegaron a Toro procedentes de otras regiones, como Roberto San Ildefonso, desde Rioja, con el proyecto de Finca Sobreño. Fue San Ildefonso uno de los pioneros en ver el potencial de esta denominación y su apuesta por este territorio continúa, trabajando los viñedos más sobresalientes en Finca Sobreño, donde el suelo ofrece lo mejor de la denominación y donde la situación geográfica cobija al viñedo de las heladas primaverales.

Toro seduce con la bravura de su paisaje, su clima y sus variedades autóctonas desde el reto continuo de afianzar su prestigio como región vitícola emergente en un territorio vinculado al vino durante siglos


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *