TIPOS DE COPAS

TIPOS DE COPAS

07 de March de 2018 / El mejor Anfitrión / Sabías que...

LA FORMA IMPORTA

 La copa en la que vamos a disfrutar nuestro vino condicionará su aroma, sabor, equilibrio y gusto. Sorprendentemente, el mismo vino servido en copas diferentes puede expresarse completamente distinto.

La función de la copa es permitir que el vino se desarrolle y que sus aromas se dirijan en la dirección correcta, así como que la entrada en boca sea la adecuada.

Si elegimos la copa en función de la variedad de uva o estilo de vino que vamos a tomar, esto influirá notablemente en nuestra percepción de 3 características básicas de un vino:

  • Aroma: respetará sus aromas varietales y potenciará su intensidad.
  • Cuerpo: destacará la textura del vino en el paladar potenciando la sensación de untuosidad, tanicidad, ligereza, etc.)
  • Sabor: potenciará la sensación de equilibrio y dirigirá el vino a la parte más adecuada para saborearlo.

Para poder disfrutar de un buen vino necesitaremos, por tanto, una buena copa que se adapte y potencie las características del mismo.

PARTES DE UNA COPA

Podemos distinguir 3 partes en una copa:

  • Balón: su tamaño y forma dependerá del tipo de vino que vayamos a tomar. El diámetro de la boca e incluso el corte de la misma condicionará lo que nuestra nariz y boca perciban.
  • Tallo: su longitud determinará la estética de la copa. Se suele identificar que un tallo largo resulta más elegante y protocolario mientras que un tallo corto (o incluso sin tallo) sería para ocasiones más informales.
  • Pie o Base: igualmente determinará la arquitectura de la copa si bien no tiene influencia en el vino como es de esperar.

Estos elementos se presentarán siempre en armonía y proporción entre altura, anchura y tamaño del balón.

FACTORES A TENER EN CUENTA

En función del vino que vayamos a tomar, para elegir una copa tendremos que considerar los siguientes factores:

  • Tamaño y Forma:
    • Tinto: copa amplia con balón grande que permita oxigenarse al vino. El fondo será ancho y redondeado y se irá cerrando en la boca.
    • Blanco: normalmente serán de balón menos grande y más delgadas para conservar mejor la temperatura del vino y aromas.
    • Espumosos: estrechas y alargadas para proteger la burbuja.
  • Abertura de la copa: debe ser suficientemente amplia para poder acercar la nariz y oler correctamente. Si tiene una abertura cerrada el vino se dirigirá hacia el final de nuestra boca mientras que si tiene una abertura ancha el vino atacará la parte frontal de nuestra lengua. Como bien sabemos nuestra lengua detecta distintos sabores en distintas zonas por lo que esto es importante a la hora de elegir la copa.
  • Material y grosor: cuanto más fino sea el cristal de la copa mejor (lo habitual sería 1mm).
  • Color: para catar utilizaremos copas transparentes y lisas para no desvirtuar los colores ni detalles visuales del vino.

CONSEJOS PRÁCTICOS

  • Si vas a catar no llenes la copa demasiado, con 1/3 de su volumen será suficiente para ello y evitarás que al girar la copa se derrame.
  • Sujeta la copa por el tallo o la base, nunca por el balón, puesto que contribuirás a aumentar la temperatura del vino con tus manos.
  • Si vas a catar un vino con grado alcohólico alto mejor escoge una copa grande y con bastante abertura para evitar el impacto del alcohol.
  • Si no sabes cual elegir… elige Burdeos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *