Altos de Rioja, la bodega

Altos de Rioja, la bodega

07 de October de 2019 / Cultura del Vino / Sabías que...

Altos de Rioja, una singular bodega estilo “boutique”, nace en 2006 en el corazón de Rioja Alavesa con el objetivo de crear un vino moderno de Rioja. Este objetivo se materializa en unos vinos de elevada calidad que equilibran terroir conjugándolo con los últimos avances técnicos.

El origen de esta bodega nace de la unión y amistad de tres bodegueros y viticultores de distinta procedencia pero con una pasión común: hacer vinos de gran calidad respetando los métodos tradicionales, siendo respetuosos con el medio ambiente y elaborados con uva procedente de la parte alta de Rioja Alavesa.

 

  • Jean Marc Sauboua, enólogo de Bourdeaux (Francia) ha desarrollado su carrera entre Francia, Italia, España, Australia, Nueva Zelanda, Chile, Argentina, Sudáfrica y Moldavia.
  • Roberto San Ildefonso empezó en el mundo del vino en los años 80 y en los 90 desarrolló un nuevo proyecto bodeguero, Bodegas Sobreño, con D.O Toro.
  • Bienvenido Muñoz, de familia bodeguera, siguió con la tradición y transformó la actividad en el sector con Bodegas Muñoz, La Mancha.

 

Las variedades de uva que se trabajan en Altos de Rioja son cuatro. El Tempranillo es la fundamental, con ella se elaboran todos los vinos tintos de la bodega. En el caso del vino Premium Pigeage, se utiliza junto al Tempranillo la variedad Graciano, de viñas viejas.

El blanco se elabora a partir de uvas de las variedades Viura y Malvasía. La variedad Viura es la principal cultivada en Rioja y la Malvasía ofrece interesantes posibilidades para la obtención de blancos de gran calidad.

Los viñedos donde se cultivan estas variedades y a partir de los cuales se elaboran los singulares vinos de Altos de Rioja se encuentran en la prestigiosa subzona de Rioja Alavesa, una zona privilegiada por la influencia de dos climas opuestos: el atlántico y el mediterráneo. Las diferencias de temperatura entre el día y la noche permiten obtener maduraciones óptimas para elaborar excelentes vinos aptos para la crianza prolongada.

Para la vinificación, Altos de Rioja dispone de instalaciones amplias, modernas y funcionales donde se aplica la última tecnología respetando los métodos tradicionales. Sus procesos se caracterizan por largas maceraciones en frío, así como de fermentaciones a temperatura controlada. Habitualmente utilizan depósitos de acero inoxidable salvo para las fermentaciones específicas en barrica.

Las barricas utilizadas son bordelesas, de un 80% roble francés y 20% roble americano. En Altos de Rioja trabajan con distintas tonelerías y tostados que combinan en los coupages finales de cada uno de los vinos, para otorgar complejidad.

Altos de Rioja se ha trasladado desde sus antiguas instalaciones en Laguardia a una nueva bodega, construida al pie de la Sierra de Cantabria en Elvillar, que cuenta con los mejores viñedos a casi 700 metros de altitud

Esta nueva bodega está equipada con las tecnologías más avanzadas para la elaboración del vino. Con 1.800 metros cuadrados es un edificio moderno y funcional concebido para la elaboración de vinos excepcionales.

Altos de Rioja ha combinado en poco tiempo la experiencia de sus creadores consiguiendo alcanzar un alto grado de calidad y una marcada personalidad en sus vinos. Su éxito viene determinado por la búsqueda del equilibrio entre la riqueza del territorio unido al trabajo tradicional junto a los últimos avances tecnológicos.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *