Selección El Terruño

2 Baigorri Crianza + 2 Pago de Cirsus Vendimia Seleccionada + 2 Luis Cañas Crianza + 2 Finca Sobreño Crianza

 

75,00IVA incl.

Baigorri Crianza 2017

La gravedad como aliado

No es normal en la Rioja que para un crianza las uvas procedan de viñas con una edad media de 50 años. En Baigorri no existe el vino de “batalla”. Es el empeño de una casa en donde no concurre un vino menor sino vinos por estilos. Baigorri Crianza vino tinto Denominación de Origen Calificada Rioja Alavesa, proviene de viñas viejas ubicadas en la localidad de Samaniego. Viticultura sostenible y en armonía con la naturaleza, con 100% de trabajo manual.

Elaborado con uva 90% Tempranillo y un 10% de otras variedades, la uva fue seleccionada a mano, racimo a racimo con un proceso de despalillado y estrujado y una maceración del hollejo durante 10 días, además de un prensado neumático. Este vino fue envejecido en barricas nuevas de roble francés y americano durante 12 meses.

Es un vino moderno, fluido y elegante. Te impresionará.

Luis Cañas Crianza 2016

El éxito reside en los detalles

El tinto Luis Cañas Crianza no es la representación del vino de batalla que toda bodega riojana que se precie incluye en su catálogo. La Bodega Luis Cañas va en otra dirección. Una familia que pone en este tinto el mismo desvelo que los de la punta de la pirámide. Es una de las escasísimas bodegas riojanas con un plantel de vinos de una envidiable calidad media con menores diferencias entre los dos extremos de su catálogo.

El tinto procede de viñas con edad aproximada de 30 años, de suelos de tierra arcillosa y arcillo-calcárea que se extienden en las típicas terrazas de la Rioja Alavesa y que se caracterizan por ser poco fértiles con baja producción de racimos 4500kg por hectárea. Viñedos situados a una altitud entre 400 y 700 metros localizados en Villabuena, Samaniego, Leza, Navaridas, Baños de Ebro.

Está elaborado con uva 95% Tempranillo, que en estos parajes y suelos de componente calizo, transmiten mejor la identidad de la variedad. A las uvas se le añade un 5% de la vinífera graciano que le aporta cierto nervio herbal y notas balsámicas. Una vez en bodega y tras pasar por la mesa de selección de los mejores racimos, las uvas son despalilladas y estrujadas para después volcarse a los depósitos de acero para realizar la fermentación alcohólica con un suave encubado de 20 días, que contribuye a obtener una mejor extracción de color, pero sin marcar los taninos de modo que puedan ser bebidos más jóvenes. Tras la fermentación, el vino pasa a las barricas 60 % francés y 40% americano de una edad media de 3 años donde realiza la fermentación maloláctica y una crianza de 12 meses como mínimo y otros 12 meses en botella.

Color rojo picota. En nariz es limpio apareciendo notas balsámicas y recuerdos de maderas finas. La entrada en boca es suave, fluido y con volumen, donde aparecen notas de fruta roja (frambuesa, cereza…). Tiene un final agradable donde vuelven a aparecer los recuerdos balsámicos. Es ideal para combinar con embutidos, carnes rojas, aves, pescados grasos, caza menor, quesos de media curación, platos especiados y guisos calientes como las legumbres.

Finca Sobreño Crianza 2016

La estrella emergente de Toro

El tinto Finca Sobreño Crianza está elaborado solamente con la variedad autóctona  de la Denominación de Origen Toro,  Tinta de Toro. La uva fue seleccionada a mano, racimo a racimo. Las uvas fueron despalilladas y molturadas con una maceración en frío a 10ºC durante cuatro días antes de la fermentación controlada a 28º de temperatura. Fermentación y maceración con los hollejos duró aproximadamente 20 días. El vino fue envejecido en barricas de roble americano de menos de 4 años de uso durante al menos 9 meses para terminar con un envejecimiento de 6 meses en botella.

Un fantástico compañero para cualquier ocasión. Elegante, complejo y equilibrado, combinando aromas frutales con tostados y sedosos taninos.

Pago de Cirsus Vendimia Seleccionada 2017

Un único viñedo con denominación propia

Pago de Cirsus Vendimia Seleccionada procede de viñas jóvenes ubicadas en la localidad navarra de Ablitas con una edad media de 20 años, situadas a 350 metros sobre el nivel del mar. La producción alcanza una media de 4.800 kg por hectárea y un rendimiento muy escaso por cepa de apenas 1,71 kg. El clima es continental extremo, con inviernos muy fríos y veranos muy largos y secos.

La vendimia seleccionada se debe a la elección de los racimos maduros, con las bayas tersas que no lleguen a notas pasificadas. Se distingue por los matices tostados de la piel madura añadidos a los adquiridos de la pulpa fresca y con una acidez equilibrada. Es la versión “crianza” de Pago de Cirsus, pero sin el menor atisbo de perseguir con la línea comercial que desvela este tipo de vinos en gran número de bodegas. La propia selección a mano, racimo a racimo de la Tempranillo y Syrah ya desvela este propósito. La vendimia se llevó a la bodega en cajas de 15 kg por parcelas y variedades. Se realizó una maceración en frío a 5 º C durante las primeras 24 horas y a continuación el vino fermentó un 30 % en tinas de roble francés y el 70 % restante en depósitos de acero. La mezcla de los dos fue envejecida durante 12 meses en barrica nueva de roble francés.

Podría decirse que es el más afrutado de los vinos de Pago de Cirsus, un vino con una persistencia en boca muy agradable, sabroso, con un profundo aroma y sabor de fruta negra y fondo tostado cremoso de su crianza en barrica.